Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Reuters. – El Caribe perdió más de 1.000 millones de dólares (mdd) en ingresos por turismo después de que huracanes disuadieron a visitantes durante la temporada de tormentas más costosa jamás registrada, y esfuerzos de recuperación podrían costar cerca de 6,000 mdd, dijo la Organización de Turismo del Caribe.

Los poderosos huracanes Irma y María provocaron estragos en su paso por Puerto Rico, las Islas Vírgenes, y otros países caribeños en septiembre de 2017, pero el turismo se vio afectado incluso en áreas cuyas playas y complejos turísticos no sufrieron por los fenómenos climáticos.

“Todos nuestros socios de viajes, todos ellos sin excepción, llamaron y dijeron que ‘hemos sabido que el Caribe está cerrado’”, comentó Joy Jibrilu, presidente de la Organización de Turismo del Caribe, en el evento Caribbean Aviation Meetup en las Bahamas.

La cobertura mediática de las tormentas que derribaron árboles arrancó techumbres y provocaron inundaciones contribuyó a la percepción de que toda la región fue afectada en forma homogénea, lo que llevó a potenciales visitantes a optar por otros destinos para sus vacaciones, dijo Jibrilu.

María, un gran huracán con vientos de casi 241 kilómetros por hora, causó daños por unos 90.000 millones de dólares en Puerto Rico y llevó a la huida de muchos residentes. Un estudio de la Universidad de Harvard mostró que el huracán podría haber provocado hasta 4,645 muertes.

Irma, una de las tormentas más feroces en el Atlántico en un siglo, provocó la muerte de decenas de personas y arrasó viviendas, el tendido eléctrico e infraestructura de comunicaciones en varias partes del Caribe, y dejó a pequeñas islas casi sin contacto con el mundo exterior.

El turismo en Cuba, que es uno de los pocos sectores saludables en la atribulada economía del país, también bajó tras el paso de Irma.

El Consejo Mundial de Viajes y Turismo afirmó en un reporte divulgado en abril que los huracanes provocaron una caída estimada de 826,100 visitantes en el Caribe y que la recuperación podría demorar hasta cuatro años y costar 3,000 mdd a la región.

Forbes Staff

Fuente: FORBES

Share

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds