Los piratas informáticos chinos respaldados por el Estado incrementaron los ataques contra empresas estadounidenses con el fin de obtener información relacionada con los precios de oferta, contratos y adquisiciones, lo que permite a las empresas chinas obtener ventajas comerciales, según un nuevo informe de la empresa de seguridad informática FireEye publicado el 11 de abril.

El informe de FireEye no identificó a las víctimas ni proporcionó el número de ataques.

En una entrevista concedida a New Tang Dynasty Television, un medio asociado a La Gran Época, Zhang Jian, un investigador estadounidense sobre asuntos chinos, manifestó que robar innovaciones tecnológicas fue parte del plan del régimen chino de pasar de ser una “potencia manufacturera” a ser una “superpotencia manufacturera” para 2025, tal como se describe en el plan económico “Made in China 2025” publicado en 2015. “Sin embargo, se enfrentará a enormes cuellos de botella en el campo de la propiedad intelectual. El costo del desarrollo de la ciencia y la tecnología es enorme. Así que el régimen quiere robar y usar atajos para fortalecer su poder”.

Foto simbólica de un crimen en línea, robo de datos y piratería tomada en Berlín, Alemania, el 12 de enero de 2018 (Thomas Trutschel/Photothek vía Getty Images)

Bryce Boland, director de tecnología para Asia Pacífico de FireEye, declaró a Bloomberg News que la adquisición de empresas extranjeras sería otra forma del régimen chino de obtener acceso a la tecnología patentada. “En lugar de robar la propiedad intelectual y potencialmente devaluarla, comprar la compañía a un buen precio puede ser otra forma de obtener acceso a la propiedad intelectual y mantener el valor económico”, expresó Boland.

A lo largo de los años, el régimen chino empleó reiteradamente hackers para atacar a Estados Unidos. Por ejemplo, en junio de 2015, hackers chinos violaron el sistema informático de la Oficina de Administración de Personal del gobierno federal estadounidense, comprometiendo los datos personales de 4,2 millones de empleados federales.

Un mes después, en un ataque relacionado, los datos de la seguridad social de 21,5 millones de personas fueron robadas en una violación masiva de los sistemas informáticos del gobierno.

El 16 de marzo, FireEye dio a conocer un informe que revelaba que el régimen chino había lanzado ataques para robar secretos militares estadounidenses sobre el Mar de China Meridional, donde China tiene disputas territoriales con varios países asiáticos.

Unas manos en el teclado escriben en una computadora en Berlín, Alemania, 06 de febrero de 2018 (Thomas Trutschel/Photothek vía Getty Images)

“Por lo que observamos, los actores estatales chinos pueden acceder a la mayoría de las empresas cuando lo necesitan”, afirmó Boland en una entrevista en marzo que mantuvo con el periódico de Singapur Straits Times. “Es cuestión de cuándo deciden hacerlo y también si roban o no la información que está dentro en el contrato”.

El investigador chino Zhang cree que las medidas preventivas del gobierno de Estados Unidos contra los hackers chinos siguen siendo muy débiles. Sugirió que para detener realmente la piratería informática del régimen chino, Estados Unidos debe promulgar leyes estrictas.

“Cuando los hackers controlados por el estado atacan a otro país y roban información, todavía sigue siendo un tema debatible en los países occidentales si eso debería considerarse un acto de guerra”, enfatizó Zhang. Pero a menudo eso otorga a los regímenes autoritarios como China un resquicio para atacar a otros países, agregó.

Chang Chun de New Tang Dynasty Television contribuyó con este informe.

A través de La Gran Época.

Share
Categorías: Selección China Mundo

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds