El caso es parte de una reciente ola de juicios por acusaciones de que la com...
El caso es parte de una reciente ola de juicios por acusaciones de que la compañía vendió talco en sus emblemáticos envases blancos de Johnson’s Baby Powder sabiendo que estaba contaminado con asbesto y no advirtió a los consumidores para proteger la marca.

Johnson & Johnson se ha defendido de demandas que alegaban que su talco para bebés causó cáncer de ovario a mujeres en el pasado, pero lo que está en juego en un juicio que se inicia el miércoles en St. Louis es mucho más importante, en tanto 22 mujeres tratan de relacionar su enfermedad con la exposición al asbesto del talco de la compañía.

El caso es parte de una reciente ola de juicios por acusaciones de que la compañía vendió talco en sus emblemáticos envases blancos de Johnson’s Baby Powder sabiendo que estaba contaminado con asbesto y no advirtió a los consumidores para proteger la marca. La empresa afirma categóricamente que no hay asbesto en el polvo para bebés y que el producto es seguro.

“El talco de Johnson’s Baby Powder no contiene asbesto ni causa cáncer ovárico y seguiremos defendiendo la seguridad de nuestro producto”, dijo Carol Goodrich, portavoz de J&J, en una declaración enviada por correo electrónico.

Si bien algunos jurados de tribunales del estado en St. Louis dictaminaron que los productos de talco de J&J habían causado cáncer de ovario, nunca se centraron en el planteo de que el producto estaba contaminado con asbesto y que las mujeres sin saberlo se expusieron a ese carcinógeno al usarlo.

“La jugada es riesgosa para los abogados de las demandantes porque están probando una nueva teoría y esta podría no sostenerse”, dijo Jean Eggen, profesora de Derecho de la Universidad Widener que da clases sobre casos de demandas colectivas. “Todo se reducirá a si el jurado cree que hay datos científicos para respaldar la teoría”.

RIESGO FINANCIERO
La situación también es peligrosa para J&J, porque los abogados de las mujeres que atacan sus productos con talco han convencido a otros jurados del mismo tribunal de otorgar una indemnización de US$110 millones a un individuo.

Indemnizaciones de esa magnitud para las 22 demandantes o sus familias colocarían a J&J en la situación de tener que pagar más de US$2.000 millones. J&J también obtuvo un veredicto de defensa en St. Louis y la revocación de la indemnización del primer demandante.

J&J también libra una batalla con demandantes que culpan a los productos de talco de la compañía de ser la causa de su mesotelioma. El asbesto es un mineral que con frecuencia se encuentra cerca de los depósitos de talco. Se lo ha relacionado estrechamente con el mesotelioma, una forma de cáncer que a menudo se encuentra en los pulmones.

J&J aún enfrenta demandas por su talco presentadas por más de 9.000 demandantes. Estas se centran principalmente en casos de cáncer ovárico, según un informe presentado en mayo. La cifra era de 1.200 en 2016. Una cantidad desconocida de consumidores sostiene que los productos de talco de J&J provocaron mesotelioma.

Mark Lanier, el principal abogado de las 22 mujeres, afirma haber descubierto enorme cantidad de pruebas que demuestran que los funcionarios de J&J sabían en los años 60 que su talco para bebés estaba contaminado por lo menos con restos de asbesto y ocultaron los riesgos de cáncer del producto para proteger su reputación.

Agencia Bloomberg

Fuente: EL COMERCIO

Share

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds