Preparativos para la ceremonia de apertura de la Embajada de EE UU en Jerusal...
Preparativos para la ceremonia de apertura de la Embajada de EE UU en Jerusalén. Lior Mizrahi Getty

La Autoridad Nacional Palestina (ANP) ha llamado este miércoles a consultas a sus embajadores en cuatro países europeos —Austria, República Checa, Hungría y Rumania— por su participación en el acto de celebración del traslado de la Embajada estadounidense a Jerusalén, han declarado fuentes oficiales en Ramala. También este miércoles, Turquía ha ordenado que el cónsul general de Israel en Estambul regrese a su país “por un tiempo”, han informado fuentes del Ministerio de Exteriores turco. Esta decisión se enmarca en la disputa diplomática tras la muerte de 60 palestinos en la frontera de Gaza a manos de las fuerzas de seguridad israelíes, que también causaron heridas a más de 2.000 palestinos.

La Autoridad Nacional Palestina ha llamado a consultas a los embajadores de estos cuatro países europeos por varios motivos, pero la decisión tiene que ver particularmente con la presencia de esos diplomáticos en la recepción organizada por el Ministerio de Exteriores israelí para celebrar el traslado el pasado lunes de la Embajada de EE UU de Tel Aviv a Jerusalén, ha confirmado un alto cargo palestino. Los embajadores serán consultados sobre las posiciones de sus países sobre Palestina y su “grado de compromiso con las posiciones de la Unión Europea”, que ha asegurado que sus miembros no trasladarán sus Embajadas a Jerusalén.

El Ministerio de Exteriores de la ANP considera que la participación de los representantes europeos en el evento es “una grave violación del derecho internacional y de las numerosas resoluciones de las Naciones Unidas que afirman que la ciudad de Jerusalén ha estado ocupada desde 1967 e impide que los Estados transfieran sus embajadas a ella”, ha informado la agencia nacional palestina Wafa. El evento del domingo estuvo encabezado por el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, y fue una celebración del traslado de la legación estadounidense, que tuvo lugar al día siguiente. Asistieron la mitad de los 80 embajadores y encargados de negocio que fueron invitados. Entre los europeos, solo acudieron los representantes de Hungría, República Checa, Rumania y Austria.

Esta semana, el presidente palestino, Mahmud Abás, también ordenó la retirada de Estados Unidos del jefe de la oficina de la Organización de Liberación de Palestina (OLP) en Washington, el embajador Hosam Zamlat.

El conflicto también ha tensado las relaciones entre Turquía e Israel. Ankara ha dado una de las respuestas más críticas a la actuación de las fuerzas de seguridad israelíes en la Franja de Gaza, donde los palestinos protestaban contra la decisión de Donald Trump de trasladar la Embajada de EE UU a Jerusalén. El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, se refirió a lo ocurrido como un genocidio y acusó a Israel de practicar terrorismo de Estado, y Ankara llamó a consultas a sus embajadores en Tel Aviv y en Washington. En respuesta, Israel también expulsó al cónsul general de Turquía en Jerusalén.

El Ministerio de Asuntos Exteriores israelí ha lamentado, además, el “trato humillante” sufrido por su embajador en Turquía, Eitan Naeh, en el aeropuerto de Estambul cuando este abandonaba el país, según han informado fuentes oficiales. Naeh fue sometido a “un estricto control de seguridad, con la presencia deliberada de los medios de información turcos” cuando cogía un avión para regresar a Israel, denuncia la nota diplomática. Medios turcos, por tanto, grabaron cómo el diplomático israelí era requerido para un control extraordinario cuando hacía cola para embarcar en su avión. La seguridad requirió a Naeh que se quitase los zapatos y la chaqueta, y le cacheó mientras era grabado por cámaras de televisión en la zona de embarque, donde no se permite estar a personal ajeno al aeropuerto o que no tenga tarjeta de embarque, informó el digital Ynet.

Agencias

Fuente: EL PAÍS

Share

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds