El tribunal pidió al juez y al fiscal sumar también las causas por “la zona liberada” en el departamento y el incendio en la Casa Rosada.

Los camaristas Martín Irurzun y Leopoldo Bruglia en la apertura del año judic...
Los camaristas Martín Irurzun y Leopoldo Bruglia en la apertura del año judicial. Foto Pedro Lázaro Fernández.

La cámara federal porteña amplió la llamada base fáctica del crimen de Alberto Nisman y ordenó investigar en forma genérica si algunos de los denunciados por el ex fiscal de la AMIA participó del asesinato. Le dieron esta nueva perspectiva a la causa al ordenar al juez Julián Ercolini y al fiscal Eduardo Taiano sumar a la causa del crimen las causas de la denuncia de Nisman por el pacto con Irán, la llamada de la “zona liberada” en el departamento de las torres Le Parc y la del incendio en la Casa Rosada ocurrido unos días después del crimen que borró el registro de entadas. Aunque no hablaron de complot expresamente, como dijo la querella de la madre de Nisman encabezada por Pablo Lanusse, apuntaron a la hipótesis de una maniobra orquestada.

En la causa del crimen hasta ahora se investigaban personas y hechos ocurridos entre la presentación de la denuncia el 14 de enero del 2015 y el hallazgo del cadáver el 18. Entonces, esta fallo abre la puerta para investigar a personas y hechos ocurridos desde la firma del pacto con Irán el 27 de enero del 2013. No significa que las causas deban necesariamente acumularse en una sola pero sí que deben fotocopiarse o citarse.

Lo hicieron al confirmar los procesamientos del técnico informático Diego Lagomarsino y los policías como partícipes, aunque aún no se haya podido localizar a los autores materiales y menos los intelectuales.

En su voto, Irurzun se preocupó por confirmar que fue un asesinato y no un suicidio o suicidio inducido. “No hubo suicidio y no se mató porque estaba loco, por la cuenta bancaria oculta en Nueva York o por temor a los efectos de su propia denuncia”, dijo una fuente judicial al explicar el sentido del voto de Irurzun. Recomendó “avanzar hacia la adecuada determinación de las responsabilidades y la individualización de todos los partícipes”, diciendo, entonces, que hay otros implicados más allá de Lagomarsino y los custodios.

Para ello recordó con lujo de detalles que no había rastros de pólvora en las manos de Nisman, que se borraron registros del teléfono celular y aún no se sabe cómo se accionó la computadora. Por esta razón, el camarista recomendó a Ercolini pedir ayuda a organismos internacionales con mejores tecnologías, en una alusión al FBI. “Hubo un punto ciego”, afirmó en su voto Irurzun, sobre el accionar negligente de la custodia de Nisman entre el sábado y el domingo del hallazgo del cuerpo.

Bruglia coincidió con Irurzun en que se incluyan en la causa “otras investigaciones que puedan tener conexidad o vinculación” con el crimen, pero se diferenció al sostener que se investigó si hubo otros móviles más allá de callarlo por la denuncia que había hecho sobre Cristina Kirchner, a quien no se nombra en ninguna parte del texto pero se alude a su gobierno en varias.

Ambos en la parte resolutiva piden al juez y al fiscal Taiano -quien tiene delegada la investigación- profundizar en las llamadas entre el piquetero ultra K Luis D’Elía y el líder de Quebracho Fernando Esteche antes del crimen y también apurar el cruce de las llamadas del domingo entre el ex director de Operaciones de la SIDE, Antonio Stiuso y el ex jefe del Ejército, general César Milani, entre otros. Como la causa del crimen de Nisman Ercolini la delegó en Taiano la dirección exacta de la causa, que más preocupa a Cristina Kirchner en términos internacionales, quedó ahora en manos del fiscal.

Daniel Santoro

Fuente: CLARIN

Share

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds