Shaquem Griffin fue elegido por los Seattle Seahawks en el último draft de la...
Shaquem Griffin fue elegido por los Seattle Seahawks en el último draft de la NFL (AP)

El fútbol americano es un deporte donde disponer de todas las extremidades parece imprescindible, pero en el último draft de la National Football League (NFL) eso se ha convertido en un mito. Los Seattle Seahawks han elegido a Shaquem Griffin, un jugador que sólo tiene una mano. Su amputación de la mano izquierda cuando era un niño no le ha impedido ganarse paso hacía la élite y su historia es conmovedora.

Todo comenzó en la casa de la familia Griffin en San Petersburgo, Florida. Corría el año 1999. El pequeño Shaquem fue sorprendido por sus padres con un cuchillo de cocina, intentando cortarse los dedos porque el dolor era insoportable. Padecía el síndrome de bridas amnióticas: su muñeca izquierda se enredó con una fibra durante el embarazo, lo que hizo que la mano quede atrofiada e incapacitada para desarrollarse. Los médicos recomendaron la amputación para terminar el calvario.

Su infancia transcurrió junto a su hermano gemelo Shaquill y un balón de fútbol americano. Su padre Terry los entrenó a la par, sin poner las cosas más fáciles a Shaquem. Se desarrollaron deportivamente con la ilusión de obtener una beca universitaria. Pero, pese a sus aptitudes, Shaquem generaba dudas a los ojeadores, quienes no podían evitar ponderar el hecho de que tenía una sola mano.

La Universidad de Florida Central decidió apostar por ambos. Shaquill  se lucía como cornerback y Shaquem dejó de jugar de receptor para hacerlo de linebacker. Sin su mano derecha, aprendió a entrenarse a su manera. A levantar pesas, tacklear rivales, e incluso recibir pases. El resultado fue asombrosos y sus números de sus carrera universitaria no mienten: 195 tackles, 18 atrapadas, cuatro balones sueltos forzados y cinco pelotas recuperadas. En el Peach Bowl (el Super Bowl universitario) del año pasado fue elegido el Jugador Más Valioso (MVP).

Shaquem Griffin dejó boquiabiertos a los encargados de la captación en el draft de la NFL que se hizo hace un par de semanas. Corrió 40 yardas (36 metros) en 4:38 segundos, el mejor registro en una década. Con ayuda de una prótesis, hizo 20 repeticiones de pecho plano con 102 kilos. Sacó a relucir su tenacidad y determinación en cada prueba. Nunca puso excusas y jamás las pondrá. Su coraje emociona.

Los Seahawks, la misma franquicia profesional que eligió a su hermano en junio del año pasado, lo eligieron en quinta ronda del draft, en el puesto 141. Si finalmente supera los cortes previos de pretemporada, será parte del equipo de Pete Carroll, quien quedó maravillado con las habilidades de uno de los mejores defensas de la NCAA.

Tras el furor que generó la elección de los Seahawks, Shaquem habló sobre sus primeras semanas con el equipo y su ilusión de ganarse un lugar: “Es momento para trabajar y asegurarnos que aporto una gran competencia. Debo asegurarme que doy a los entrenadores la oportunidad de ver quién soy, asegurarme que puedo hacer lo mejor y que puedo hacer mejores a los jugadores y ayudar a todos los que pueda”.

Mide 1,88 metros, pesa 104 kilosTiene agresividad, grandes reflejos y lee muy bien el juego. Se ha ganado prestigio y reconocimiento por sus habilidades, no por su minusvalía. De hecho, ha probado guantes especiales e incluso algunas empresas le han ofrecido fabricarle una prótesis con impresoras 3D. Pero Shaquem Griffin ha descartado todo. Se siente más cómodo sin una mano.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Ex porristas de la NFL revelaron la pesadilla que sufrieron en un viaje a Costa Rica organizado por sus jefes

Fuente: INFOBAE

Share

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds