La pareja envenenada con Novichok en Amesbury, Dawn Sturgess y Charlie Rowley
La pareja envenenada con Novichok en Amesbury, Dawn Sturgess y Charlie Rowley MUNDO

El nuevo caso de doble intoxicación con el agente Novichok en las cercanías deSalisbury pudo producirse por el contacto con una jeringuilla, probablemente usada por los autores del ataque contra el ex espía Sergei Skripal y su hija Yulia. La policía británica trabaja sobre esa hipótesis y está peinando todos los lugares recorridos por Charlie Rowley (45 años) y Dawn Sturgess (44) en busca del “objeto” sospechoso, según reveló ‘The Times’.

La policía ha reconstruido las últimas horas de la pareja antes de resultar intoxicados, el pasado sábado. El primer contacto con la jeringuilla, supuestamente encontrada en una bolsa o un pequeño envase abandonado en un parque, pudieron haberlo tenido incluso el viernes, de acuerdo con los primeros detalles de la investigación.

El hecho de que los supuestos autores del ataque contra los Skripal pudieron desprenderse del agente nervioso sobre la marcha, sin reparar en los riesgos para la población, motivó la reacción airada del secretario de Interior Sajid Javid, que acusó a Rusia de usar el Reino Unido como “vertedero de los venenos”.

La policía no ha logrado localizar aún el “objeto” contaminado, ni en el albergue donde vivía provisionalmente Dawn Sturgess, ni en la casa de Charlie Rowley en Amesbury. Rowley tenía antecedentes por posesión de heroína mientras que Sturgess, madre de tres hijos, llevaba años luchando contra el alcoholismo. Los dos siguen ingresados en estado crítico en el hospital de distrito de Salisbury.

Otros tres lugares en Salisbury frecuentados por la pareja, incluido el parque de Queen Elizabeth Gardens, han sido acordonados por la policía, que ha lanzado una advertencia a la población local para que no entre en contacto con “paquetes u objetos extraños”.

Alistair Cunningham, al frente del Grupo de Coordinación y Recuperación de Salisbury, defendió por su parte la labor de los equipos de descontaminación tras la intoxicación de los Skripal y aseguró que el nuevo caso se ha producido en un lugar distinto a los frecuentados por el ex espía ruso y su hija. “El Novichok tarda tiempo en degradarse naturalmente”, recalcó Cunningham, que pidió a la población que siga adelante con sus quehaceres diarios pero que extremen la precaución.

El Gobierno británico sigue entretanto en contacto con los aliados para determinar posibles nuevas represalias contra Rusia. El Kremlin ha negado “categóricamente” su relación con el nuevo incidente y con el caso Skripal. Las nuevas tensiones entre Londres y Moscú han proyectado sin embargo una sombra sobre el Mundial de Fútbol y sobre el posible encuentro entre Vladimir Putin y Donald Trump con motivo del viaje a Europa del presidente norteamericano.

CARLOS FRESNEDA

Fuente: EL MUNDO

Share

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds