Alimento más cercano y mayor cantidad de ejemplares pueden ser los motivos de la arribo antes de lo previsto.

Las ballenas cada vez llegan más temprano a Península Valdés. (Foto: Daniel F...
Las ballenas cada vez llegan más temprano a Península Valdés. (Foto: Daniel Feldman/Archivo)

Las ballenas cada vez llegan más temprano a las costas del Atlántico Patagónico. Desde fines de abril se divisaron los primeros dos ejemplares. Y la cantidad fue creciendo con el correr de mayo.

Los primeros en llegar se vieron en la zona de playas Las Canteras, a unos 15 kilómetros del casco céntrico de Puerto Madryn.

Allí suelen hacerse avistajes costeros, mientras se realiza una caminata junto al mar.

El avistaje en la lancha Neptuno. (Daniel Feldman)

La temporada oficial de avistajes comienza en junio. (Foto: Daniel Feldman/Archivo)

Los guardaparques pudieron corroborar que se trataba de dos ejemplares adultos que nadaban a unos mil metros de la costa. A los pocos días, casi en el mismo sitio, divisaron a dos madres con sus respectivas crías. También hubo avistamiento de ejemplares desde la reserva de lobos marinos ubicada junto a Puerto Pirámides.

Muy pocas veces los comportamientos de la ballena Franca Austral encuentran una explicación lógica.

Ni siquiera en los avistajes: hacen lo que quieren, cuando quieren.

Las ballenas también se pueden ver desde las playas El Doradillo y La Cantera...

Los primeros en llegar se vieron en la zona de playas Las Canteras, a unos 15 kilómetros del casco céntrico de Puerto Madryn

Por qué se da este fenómeno

La presencia anticipada en esta temporada puede atribuirse a diferentes razones. “Puede ser que el krill, su alimento preferido se encuentre más cerca. Y entonces pueden retornar más rápido a un lugar donde se sienten cómodas para cumplir su ciclo reproductivo”, explicó a Clarín el subsecretario provincial de Conservación de Recursos Naturales, Néstor García.

El krill es un pequeño crustáceo, parecido al camarón, que habita las aguas de la Antártida y constituye una gran parte de la población del océano.

Al ser un animal acuático que se encuentra en abundancia, se convierte en el alimento de numerosas especies tales como pingüinos, ballenas, peces y otros animales.

También la cantidad puede ser una razón de estas llegadas tempranas: la especie está creciendo a razón del 7 por ciento cada año. Y además, en las últimas temporadas la cantidad de nacimientos de crías fue importante.

Puerto Pirámides 19-8-17Inusual nacimiento de crías ballena franca en Penínsu...

La especie de la ballena está creciendo a razón del 7 por ciento cada año

La ballena Franca Austral es el principal recurso turístico de Chubut. Llegan generalmente a fines de mayo y permanecen hasta mediados de diciembre.

La temporada oficial de avistajes se inaugura en junio. Más de cien mil turistas realizan la aventura de verlas saltar pese a sus 40 toneladas de peso. El 30 por ciento son extranjeros.

Durante su estancia en la villa de Península Valdés se reproducen y tienen sus crías, que nacen generalmente en El Doradillo, un complejo de playas ubicadas a 14 kilómetros del centro de Puerto Madryn.

Allí hay aguas mansas, altos acantilados y mucha profundidad. Ideal para el nacimiento de las crías. Después, adultos y recién nacidos van hasta Puerto Pirámides para hacer las delicias de los turistas.

Lo concreto es que mucho antes que comience oficialmente la temporada, las ballenas ya están en la Patagonia. Y ya hay expertos que aseguran que en no muchos años se podrán ver durante todo el año.

Carlos Guajardo

Fuente: CLARIN

Share

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds