Michael Jordan: 15 años de la retirada definitiva del más grande 0

Michael Jordan ha sido un jugador único. Lo fue por su entendimiento del juego, por su forma de dominarlo y controlarlo, por el respeto que tenía y le tenían, por su dominio de todo en la pista y, en realidad, por su aportación general al baloncesto. Pero también fue único a la hora de decir adiós.

Un 16 de abril de 2003, hace 15 años, su ‘Alteza del Aire’ se despidió por tercera vez del baloncesto activo. Fue una sensación que ya había vivido pero, a diferencia de las otras, esta fue la definitiva.

Se marchó por sorpresa tras su primer ‘threepeat’ en 1993 y sacudió el mundo del baloncesto para volver un año y medio después, tras la muerte de su padre. Entonces dijo que se iba para jugar al béisbol, pero regresó para seguir dominando el básket.

Se fue otra vez, tras su segundo ‘triplete’, en 1998, porque Jerry Reinsdorf no cumplió con él y no quiso renovar a la mayoría de los jugadores del equipo. También coincidió con el ‘lockout’.

Y dijo adiós por tercer vez, porque el cuerpo ya no daba para más. A sus 40 años, Jordan reconoció que “es el momento de irse, y no es una decisión difícil de aceptar porque físicamente sé y siento que ha llegado la hora”.

Los dos últimos años de la carrera de Jordan transcurrieron en Washington. Tras su segundo retiro se había convertido en accionista de los Wizards y, para poder jugar con ellos y matar el gusanillo del básket que aún tenía, tuvo que vender sus acciones, pues un directivo no puede ser a la vez jugador.

Los Wizards no cumplieron las expectativas de retirar a Jordan en los Playoffs. Ninguno de los dos años se clasificaron, algo a lo que ‘His Airness’ tuvo que resignarse.

Y se marchó con derrota, 107-87 en Philadelphia ante los Sixers, pero ante un público que llenó a rebosar el pabellón y que jaleó cada acción de MJ.

Jordan acabó su último partido con 15 puntos, los dos últimos en tiros libres, 4 rebotes y 4 asistencias con series de tiro de 6 de 15 en tiros de campo y 3 de 4 en tiros libres. Jugó 28 minutos.

A 1:44 para el final del partido, Jordan fue cambiado y éste se retiró, con su familiar sonrisa, agradeciendo la ovación cerrada que le dedicaba la afición de los Sixers, probablemente una de las más largas y también de las más merecidas en la historia del deporte. Fue su último partido en la NBA. esta vez, de verdad. Y de eso, han pasado ya 15 años.

Jorge Quiroga

Fuente: MARCA

Share
Temas: Categorías: Selección Deportes

Video Destacados

Ads will display in 00:10 seconds