El presidente de la sala I del tribunal citó a las partes para el 26 de abril. Luego decidirá si el caso sigue en la justicia federal.

El juez Gustavo Hornos, titular de la sala I de la Cámara de Casación Penal F...
El juez Gustavo Hornos, titular de la sala I de la Cámara de Casación Penal Fenderal. Foto: Pedro Lázaro Fernández.

El presidente de la sala I de la Cámara Federal de Casación Penal, Gustavo Hornos, fijó para el 26 de abril, es decir para dentro de diez días, la audiencia para escuchar a las partes en la causa en la que recientemente fue liberado de prisión el empresario kirchnerista Cristóbal López.

La cita es el jueves de la próxima semana a las 11 horas en el primer piso del edificio de Comodoro Py, sede de los tribunales federales penales con asiento en la ciudad de Buenos Aires. Una vez realizada la audiencia, los jueces tendrán cinco días para resolver los planteos de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y el fiscal Germán Moldes.

Tanto el abogado del organismo recaudador, Ricardo Gil Lavedra, como el representante del Ministerio Público Fiscal pidieron revertir la decisión de los camaristas Jorge Ballestero y Eduardo Farah de liberar a López y su socio, Fabián de Sousa, y beneficiarlos con un cuestionado cambio de carátula.

Se trata de la denuncia promovida por la AFIP por la deuda que la principal empresa de López, la petrolera Oil Combustibles, acumuló con el Fisco hasta superar actualmente los 21 mil millones de pesos. Para Ballestero y Farah el caso debe ser tratado como una evasión tributaria y no como un fraude al Estado.

El tribunal que decidirá la suerte de López y De Sousa está presidido por Hornos, juez titular en la sala IV de la Casación, e integrado además por los jueces Eduardo Riggi y Ana María Figueroa.

Lucio Fernández Moores

Fuente: CLARIN

Share

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds