FOTO ARCHIVO COLPRENSA
FOTO ARCHIVO COLPRENSA

Una mancha de petróleo que ha recorrido tres kilómetros, según cuenta Diego López, propietario de la finca en la que el crudo afloró, genera inquietud entre los habitantes de la vereda Refinería, en Tibú (Norte de Santander), donde al parecer un pozo abandonado estaría causando afectación ambiental.

Aunque Ecopetrol afirma que la versión de López es errada y que está confundiendo el derrame ocasionado por una válvula ilegal con un pozo del que afloró crudo pero ya está controlado, el dueño de la finca asegura quela situación del pozo T399 no es normal ni puede ser pasada por alto.

El afloramiento proviene de un pozo sellado en 2017, el cual será inspeccionado por Ecopetrol.

Según López, la situación actual se debe al “fracturamiento mecánico del revestimiento del pozo” que suma siete meses en estas condicionesy estaría afectando el caño Agualinda, que pasa por la finca y estaría contaminado.

“La vez pasada, se contaminó y sacamos tres bultos de pescado, pero restablecieron los peces”, comentó. Sin embargo, la situación se repitió, y aunque reconoció que Ecopetrol hizo limpieza esta semana, “todavía está fluyendo crudo del pozo abandonado”.

Según Ecopetrol, el derrame de crudo del 6 de abrilno tiene relación con el pozo y la contingencia se presentó como “consecuencia de una conexión ilícita” para el hurto de gas, pero que en ningún momento afectó un afluente sino un canal de escorrentía.

Así mismo, explicaron que el caso de afloramientofue a 400 metros de la válvula ilícita, pero se contuvo con la labor de técnicos de Ecopetrol que instalaron un dique.

Según López, “todo el mundo se queda callado” y además ni la trampa para el crudo ni el dique funcionan. Explicó que lo que aflora de la trampa se rebosa con las lluvias y el riesgo persiste.

Adicionalmente, relató que el pozo tiene unos 80 años de creación y fue sellado en junio de 2017, pero “el revestimiento se pudre y el tubo se va debilitando”conforme cambian las condiciones geológicas y de presión para el pozo.

Dadas las circunstancias de afloramiento, Ecopetrol informó que se solicitará a la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH)la autorización para intervenirlo, “con el propósito de establecer si existe alguna relación entre los fluidos y dicho pozo”.

Colombia: El afloramiento proviene de un pozo sellado en 2017, el cual será inspeccionado por Ecopetrol.

El Colombiano

Fuente: EL COLOMBIANO

Share

Video