El juez federal de Campana Adrián González Charvay consideró que adulteró el pliego de una licitación eléctrica.

El ex gobernador Daniel Scioli y el intendente de Zárate Osvaldo Cáffaro en e...
El ex gobernador Daniel Scioli y el intendente de Zárate Osvaldo Cáffaro en el 2013 al inaugurar un hospital.

El intendente kirchnerista de la ciudad de Zárate, Osvaldo Cáffaro, fue procesado por la Justicia federal por la presunta comisión de delitos a raíz del desvío de unos 10 millones de pesos aportados por el detenido ex ministro de Planificación Julio De Vido para garantizar la seguridad de los vecinos en las líneas de alta tensión de tendido eléctrico que atraviesan la zona a través de una obra que no se hizo.

La resolución del procesamiento firmado la semana pasada por el juez federal de Campana, Adrián González Charvay, y a la que Clarín tuvo acceso, habla de adulteraciones en el pliego de la obra convenida con la Nación en 2013, “con ventajas indebidas hacia la empresa ganadora”.

Por ello, el magistrado no sólo procesó a Cáffaro por el delito de administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública sino también por el de uso de documento público ideológicamente falso, junto con otros tres funcionarios y un empresario.

La medida no incluyó el dictado de una prisión preventiva porque González Charvay señaló que, pese a que aún es el intendente, con mandato hasta el año que viene, Cáffaro no obstruyó la investigación.

De esta manera el jefe comunal permanecerá en libertad hasta el correspondiente juicio, si es que la Cámara Federal de San Martín no modifica el fallo. Sí, en cambio se le impuso un embargo de cinco millones de pesos sobre sus bienes.

De acuerdo con el juez, Cáffaro y los otros cuatro procesados “beneficiaron” a la empresa C&E “con la obtención de un contrato importante” por 50,8 millones de pesos y que para ello “se aprovecharon de las previsiones del pliego en cuanto al monto del contrato en definitiva a suscribir y a la par privaron de competitividad al proceso de la licitación 29/2013”.

Los pagos del Ministerio de Planificación hacia la municipalidad se suspendieron al comprobarse que en el primer tramo de la obra los fondos habían sido destinados a otros fines que los determinados en los dos convenios firmados con la Nación.

González Charvay escribió en su extensa resolución que “a la fecha se desconoce el destino dado a parte de las sumas de dinero correspondientes al primer desembolso” del dinero convenido con la Nación.

La causa se inició por denuncia de tres vecinos de los barrios 6 de Agosto y Agua y Energía por los riesgos para la salud existentes por las condiciones de inseguridad de las líneas de alta tensión que pasan por encima de sus casas.

El convenio suscripto por el municipio con el Ministerio a cargo de De Vido implicaba el corrimiento del tendido eléctrico para asegurar la calidad de vida de esos vecinos, que acudieron a la Justicia el año pasado porque la obra nunca se hizo pese a los fondos girados para ello desde la Nación.

Junto con Cáffaro fueron procesados el secretario de Gobierno de la municipalidad de Zárate, Pablo Andrés Giménez, el ex secretario de Obras Públicas local Osvaldo Caccaviello, el arquitecto Salvador Ingrassia y el empresario Gustavo Alberto Castillo, de la firma beneficiada.

Clarin.com

Fuente: CLARIN

Share

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds