Putin, el pasado 3 de mayo en Sochi. ALEXEY NIKOLSKY / SPUTNIK / KREM EFE
Putin, el pasado 3 de mayo en Sochi. ALEXEY NIKOLSKY / SPUTNIK / KREM EFE

Vladímir Putin será reinvestido este lunes en su cuarto mandato presidente de Rusia, tras haber dirigido el país durante 18 años, ya sea desde la presidencia o la jefatura del gobierno. Tras la histórica victoria que obtuvo en las elecciones del pasado 18 de marzo, en las que fue respaldado por 56 millones de ciudadanos (76,7%), el líder ruso tiene el reto de situar en los próximos seis años al país en la vanguardia de las economías desarrolladas, sin renunciar a sus intereses en política exterior que han generado crecientes tensiones entre el Kremlin y los países occidentales.

La ceremonia de investidura de este lunes ha estado precedida por una serie de manifestaciones contra Putin, organizadas en todo el país y convocadas por el opositor Alexéi Navalni, que fue detenido así como más de 1.500 de sus partidarios.

Navalni, liberado poco después, no podía presentarse a las elecciones debido a una condena judicial, que él atribuye a las presiones del Kremlin. En 2012 también hubo manifestaciones en vísperas de su investidura, con choques con la policía y entonces varios manifestantes fueron enjuiciados y condenados a penas de prisión.

Putin, que ha admitido que Rusia es un país “atrasado”, con 30 millones de pobres y que sufre un “rezago tecnológico”, se ha propuesto superar en seis años esos problemas y poner al país en la senda que debe llevarle a alcanzar a Occidente en riqueza y desarrollo tecnológico.

Cuando concluya en el Gran Palacio del Kremlin la ceremonia de investidura, una de las primeras actuaciones del nuevo presidente será proponer a su candidato al cargo de primer ministro, que deberá conformar el nuevo Gobierno.

Todos los analistas coinciden en que el actual primer ministro, Dmitri Medvédev, seguirá al timón del Ejecutivo pese a su gran impopularidad, por lo que tampoco se prevén grandes cambios en los principales ministerios.

Los medios han filtrado estos días que el influyente exministro de Finanzas, Alexéi Kudrin, -firme defensor de las reformas económicas y autor de algunas de las propuestas más liberales lanzadas en su discurso programático por Putin- ocupará un alto cargo en la estructura del poder.

Putin, de 65 años, lleva en el poder, ya sea como presidente o primer ministro, desde 2000. Respaldado por la televisión estatal y el partido gobernante, y acreditado con una calificación de aprobación de alrededor del 80%, sus seguidores lo elogian como “figura padre” de la nación, que ha restaurado el orgullo nacional y expandido la influencia global de Moscú con intervenciones en Siria y Ucrania. El mandato que comienza hoy concluye en 2024.

Agencias

Fuente: EL PAÍS

Share

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds