El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en la sesión de control
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en la sesión de control JAVIER BARBANCHO

Enfrentamiento a tumba abierta entre el presidente del Gobierno y los representantes de ERC en el Senado a cuenta de la situación en Cataluña, del “bucle”, ha dicho Rajoy en el que están enredados los catalanes por culpa del empecinamiento de las fuerzas independentistas en defender los “intereses personales” del prófugo Carles Puigdemont.

El presidente ha urgido a ERC a empezar a ocuparse de la política catalana y dejar de impedir que se invista a un Gobierno legal. “Ni el Estado, ni el Gobierno, ni los jueces, ni esta Cámara son culpables de que ustedes sean incapaces de formar Gobierno ni de que estén sometiendo a toda la ciudadanía catalana a los intereses personales de un solo individuo”.

“Dejen de fabular sobre oscuras confabulaciones y formen un Gobierno que atienda a los intereses generales de la sociedad”, ha insistido.

El choque parlamentario se ha producido como consecuencia de la pregunta que el senador de ERC Joaquim Ayats ha dirigido al jefe del Ejecutivo interesándose en principio por el funcionamiento de la Justicia. Ayats ha sacado a relucir la sentencia de La Manada o la petición de prisión para los agresores de dos guardias civiles y sus parejas en Alsasua -calificada por el senador como pelea de bar-, ejemplos claros en su opinión de que los jueces españoles son “machistas” y “compadrean con la extrema derecha|”.

El presidente del Gobierno ha hecho hincapié en que las resoluciones de la Justicia “se pueden compartir o no y, además, se pueden recurrir”, pero, ha afirmado que “hay que respetarlas”.

Ayats ha dirigido toda su argumentación a defender una vez más la acción de los secesionistas catalanes que, según él, están en prisión “por pura y simple venganza”. “La justicia española”, ha asegurado, “no busca las pruebas y luego decide el tipo penal aplicable, sino al revés”. Por ello, ha afirmado, en Cataluña ya no se la respeta porque se la considera connivente con la derecha.

MARISA CRUZ

Fuente: EL MUNDO

Share

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds