Momia en el Museo Egipcio de Turín
La fórmula fue descifrada en base al análisis químico de una momia de cerca de 5.600 años de antigüedad que se encuentra en el Museo Egipcio de Turín.

Es la receta original usada para embalsamar momias egipcias, según un nuevo estudio.

Científicos en Reino Unido realizaron múltiples análisis químicos en una momia de cerca de 5.600 años de antigüedad para descifrar la fórmula. Y constataron que fue usada mucho antes de lo que se pensaba.

La momia, que data de entre 3.700 y 3.500 años a.C., se encuentra en el Museo Egipcio de Turín en Italia.

Estos restos “realmente plasman la técnica fundamental usada en la momificación en Egipto durante 4.000 años”, señaló a la BBC Stephen Buckley, arqueólogo de la Universidad de York en Inglaterra y uno de los autores del nuevo estudio.

Buckley y sus colegas analizaron las características de cada uno de los ingredientes, aunque algunos elementos identificados podrían provenir de diferentes fuentes.

La receta básica para momificar era la siguiente:

Al mezclarse con el aceite, la resina le otorgaba propiedades antibacterianas, que impedían la descomposición del cuerpo.

“Hasta ahora no teníamos una momia prehistórica que permitiera demostrar tan perfectamente desde el punto de vista químico los orígenes del proceso que llevó a la momificación que todos conocemos”, señaló Buckley.

¿Cómo dieron con la fórmula?

El científico de la Universidad de York comenzó a buscar la receta de la momificación hace varios años, cuando analizó con sus colegas sustancias químicas presentes en textiles usados para envolver momias.

El nuevo estudio se centró en sustancias presentes en las vendas con las que
El nuevo estudio se centró en sustancias presentes en las vendas con las que se envolvió el cuerpo.

Los textiles se encuentran en la colección egipcia del Museo Bolton, en la localidad del mismo nombre en el norte de Inglaterra.

Los tejidos datan aproximadamente del año 4.000 a.C., una época muy anterior al período en que se creía comenzaron las momificaciones.

“En general se pensaba que la momificación había comenzado cerca del año 2.600 a.C., cuando se construyó la Gran Pirámide”, afirmó Buckley.

“Pero encontramos pruebas de que la tradición de preservación de cuerpos comenzó antes”.

Los científicos analizaron la momia en el museo de Turín por sus características especiales.

La momia no había sido sometida a procedimientos de conservación y ofrecía una oportunidad única de estudiar la receta química original de embalsamiento usada en el antiguo Egipto.

“El examen de la momia de Turín es una contribución fundamental, que permite ampliar nuestro conocimiento limitado del período prehistórico en Egipto y de la expansión de las primeras prácticas de momificación”, señaló Jana Jones, egiptóloga de la Universidad Macquarie en Sidney, Australia, y otra de las autoras del estudio.

“Combinando análisis químico con examen visual del cuerpo, investigaciones genéticas, datación por radiocarbono y análisis microscópicos del lino en los vendajes, confirmamos que esta momificación se practicó en un hombre de entre 20 y 30 años, cerca del año 3.600 a.C.”.

¿Por qué importa este descubrimiento?

La receta incluye una g.oma vegetal, un azúcar natural que podría haber sido
La receta incluye una g.oma vegetal, un azúcar natural que podría haber sido extraído del árbol de acacia

El hecho de que la misma fórmula fue usada casi 2.000 años después para embalsamar a los faraones significa que “hemos dado con una especie de identidad panegipcia, mucho antes de que se formara una de las primeras naciones Estado en el año 3.100 a.C.”, señaló Buckley a la BBC.

“Los orígenes de esa identidad son mucho más antiguos de lo que pensábamos”.

El estudio, que fue publicado en la revista Journal of Archaeological Science, también revela cómo y cuándo los antiguos egipcios perfeccionaron la receta de embalsamiento antibacteriano que permitió la preservación de las icónicas momias.

El embalsamiento era simplemente uno de los pasos en el proceso cuidadoso de preservar los cuerpos. Los pasos principales de la momificación, luego de lavar y purificar el cuerpo, eran los siguientes:

“Lo fundamental para preservar el cuerpo era desecarlo y recubrirlo en la receta para embalsamar”, explicó Buckley.

“La momificación estaba en el corazón de esta cultura”.

Buckley señaló que para los antiguos egipcios, “la etapa después de la muerte ofrecía una oportunidad de seguir disfrutando de la vida. Pero debían preservar el cuerpo para que el espíritu tuviera un hogar”.

Revelan la

Victoria Gill

Fuente: BBC MUNDO

Share
Temas: Categorías: Selección Ciencia

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds