Quim Torra y Carles Puigdemont, durante la rueda de prensa en Berlín. TOBIAS ...
Quim Torra y Carles Puigdemont, durante la rueda de prensa en Berlín. TOBIAS SCHWARZ AFP

Apenas 24 horas después de recibir el respaldo necesario del Parlamento catalán para relevar a Carles Puigdemont, el nuevo presidente electo de la Generalitat, Quim Torra ha viajado a Berlín, para “homenajear al presidente legítimo”. Torra ha aprovechado para responder a la decisión del Gobierno y del PSOE de mantener la intervención económica de la Generalitat pese a que haya Govern, con el fin de evitar que se destine dinero público a estructuras internacionales que defiendan el separatismo catalán.

En la capital alemana, Torra y Puigdemont han escenificado el arranque de un nuevo Gobierno para Cataluña, que contemplan al menos de momento bicéfalo. “Yo me veo como un presidente custodio”, ha arrancado Torra durante la conferencia de prensa celebrada en la capital alemana. “Nos sorprende que se haga una división entre la aplicación del artículo 155 y la intervención de las finanzas”, ha dicho Torrent.

El presidente y el líder del PSOE han acordado también como tercer pacto mantener el control de las finanzas de la Generalitat que desarrolla el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas de Cristóbal Montoro desde antes de la aplicación del artículo 155 de la Constitución. Vigilarán, han subrayado, que el presupuesto de la Generalitat se “destinen al cumplimiento de los fines de interés general” para el que están previstos, y no para el procés.

El presidente electo ha insistido en que “el proceso de restitución va a ser básico en este proceso” y que esa vía legitimista defendida desde las pasadas elecciones del 21-D pasa también por el regreso del expresidente Puigdemont al que consideraron “ilegalmente cesado” en el marco de la aplicación del artículo 155 de la Constitución.

“Todos los consellers cesados por el 155 que quieran volver tienen todo el derecho”, ha defendido Torra. En ese sentido, el nuevo presidente ha explicado que “hemos empezado a hablar con los consejeros y decidiremos en las próximas horas”, indicó durante la comparecencia conjunta celebrada en español, catalán e inglés y en la que ambos líderes independentistas intervinieron indistintamente ante las preguntas de la prensa internacional. Siete exconsejeros están en prisión preventiva; otro en Bélgica a la espera de que la justicia belga se pronuncie sobre su extradición y dos retirados de la primera fila de la línea política.

Torra ha insistido en su oferta de diálogo al Gobierno de Mariano Rajoy e indicó que tiene previsto escribir una carta al presidente español para que “fije un día y una hora” para reunirse y pedirle el levantamiento del artículo 155 y la recuperación del control de las finanzas catalanas. Puigdemont ha asegurado que Torra tendrá todas las responsabilidades propias de un presidente y aseguró que el que ahora arranca será “un Gobierno para todos los catalanes”.

El pasado 25 de marzo, la policía alemana detuvo a Puigdemont al norte del país. Tras pasar doce días en la cárcel de Neumünster, el expresidente catalán quedó en libertad previo pago de una fianza de 75.000 euros. Desde entonces, reside en Berlín y no podrá abandonar el país hasta que el tribunal superior de Schleswig-Holstein responda de forma definitiva a la euroorden cursada por España, donde se encuentra procesado por rebelión y malversación de caudales públicos.

Ana Carbajosa

Fuente: EL PAÍS

Share

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds