El presidente de Estados Unidos Donald Trump dijo que se están llevando a cabo negociaciones para liberar a tres ciudadanos estadounidenses detenidos en Corea del Norte.

“Estamos luchando muy diligentemente para recuperar a los tres ciudadanos estadounidenses”, declaró Trump el 18 de abril en una conferencia de prensa con el primer ministro japonés, Shinzo Abe.

“Creo que hay una buena posibilidad de hacerlo. Estamos teniendo un muy buen diálogo”, afirmó el Presidente.

El director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) estadounidense, Mike Pompeo, visitó Pyongyang en secreto en las últimas semanas y habló del tema con el dictador comunista norcoreano Kim Jong Un, según un alto funcionario de la administración estadounidense. Trump confirmó la visita de Pompeo.

Los tres estadounidenses detenidos en Corea son Kim Dong-chul, Kim Sang-duk y Kim Hak-song. Kim Dong ha estado en prisión desde octubre de 2015. Kim Sang y Kim Hak fueron arrestados en abril y mayo del año pasado, respectivamente.

Kim Sang-duk, también conocido como Tony Kim, enseñó contabilidad en la Universidad de Ciencia y Tecnología de Pyongyang (PUST). Fue arrestado cuando intentaba abordar un avión para abandonar el país el 23 de abril del año pasado, informó New York Times citando al canciller de la universidad, Chan-Mo Park.

“Se desconoce la causa de su arresto, pero algunos funcionarios de PUST me dijeron que este no estaba relacionado con su trabajo en PUST”, dijo Park. “Había estado involucrado con otras actividades fuera del PUST, como el hecho de ayudar a un orfanato”.

Kim estudió contabilidad en la Universidad de California-Riverside y en la Universidad de Aurora. Trabajó como contador en Estados Unidos durante más de una década.

Kim Hak-song también trabajó en PUST. No está claro si su arresto está relacionado con el de Tony Kim dos semanas antes. Según una declaración de la universidad, Kim Hak-song estaba realizando trabajos de desarrollo agrícola en una granja de investigación.

Kim Hak nació en China y emigró a los Estados Unidos en la década de 1990. Después de convertirse en ciudadano de EE. UU. se trasladó primero a China y luego a Pyongyang.

Kim Dong-chul fue sentenciado a 10 años de trabajos forzados en abril de 2016. Meses antes de su juicio, apareció en una conferencia de prensa del gobierno para disculparse por intentar robar secretos militares.

En una entrevista concedida por Corea del Norte a CNN, Kim Dong-chul dijo que era ciudadano estadounidense naturalizado y vivía en Fairfax-Virginia. Declaró que fue arrestado en octubre de 2015 durante una reunión con un soldado norcoreano para recibir datos clasificados.

Otto Warmbier, ciudadano estadounidense, fue el cuarto preso en Corea del Norte antes de ser liberado el año pasado. Warmbier murió misteriosamente poco después de su llegada a Estados Unidos.

Reuters contribuyó a este informe.

A través de La Gran Época.

Share
Temas: Categorías: Selección America EE.UU

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds