Protesta frente al consulado de Israel en Estambul. Emrah Gurel AP
Protesta frente al consulado de Israel en Estambul. Emrah Gurel AP

El Gobierno de Turquía ha pedido este martes al embajador israelí, Eitan Na’eh, que regrese a su país de forma temporal, en señal de protesta por la matanza de decenas de manifestantes palestinos a manos del Ejército israelí en la Franja de Gaza. El Ministerio de Exteriores en Ankara citó hoy al diplomático israelí y se le pidió que dejara Turquía por un tiempo, según la cadena turca NTV. Las autoridades israelíes no han querido hacer comentarios al respecto, pero fuentes diplomáticas confirmaron a Efe que el embajador seguirá el consejo y regresará a Israel hoy mismo.

Turquía ya llamó ayer a consultas a sus representantes en Estados Unidos e Israel. Lo mismo hizo Sudáfrica con su embajador en la legación de Tel Aviv. Naciones Unidas, la Unión Europea, Francia, Reino Unido y Alemania, entre otros países y organizaciones, instaron este lunes a la contención de la violencia en la frontera de Gaza con Israel tras dispararse el balance de víctimas en las protestas palestinas. Los países árabes fueron convocados a una reunión de urgencia para abordar la situación en la zona palestina.

Este martes, el primer ministro de Irlanda, Simon Coveney, convocó al embajador israelí en Dublín para expresar su rechazo a la  matanza ocurrida en la Franja. La misma medida ha adoptado el Ejecutivo belga, que además ha pedido una investigación internacional. Londres ha solicitado que las pesquisas sean independientes.

Washington ya ha bloqueado un borrador de declaración del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en el que se pedía que se investigue de una manera independiente y trasparente. Kuwait, miembro no permanente del Consejo de Seguridad ha manifestado que propondrá un resolución de protección a la población civil, aunque sin hablar de una misión de mantenimiento de la paz. “La intención es proteger a los palestinos, dar protección internacional a los civiles”, explicó el embajador kuwaití Mansur al Otaibi a su llegada a una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad sobre los sucesos de este lunes.

El embajador kuwaití, cuyo país es actualmente el representante árabe en el Consejo, recordó que Israel tiene la “responsabilidad” de garantizar la seguridad de los palestinos, pero no está cumpliendo. “Queremos que el Consejo haga algo”, insistió Al Otaibi, que no quiso adelantar detalles sobre qué tipo de mecanismo se propondrá, pero que sí avanzó que no sería una misión de mantenimiento de la paz de la ONU. Kuwait, tras consultas con el resto de países árabes, solicitó este lunes la reunión que celebra hoy el Consejo de Seguridad sobre la violencia en la frontera de Gaza.

Agencias

Fuente: EL PAÍS

Share

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds