Uno a uno, los beneficios que pueden lograr los arrepentidos en el caso de ...

La figura del arrepentido se volvió clave en el caso de los cuadernos de las coimas. Ya hay una docena de arrepentidos que tras declarar y aportar información relevante para el caso lograr acumular beneficios. 

La Ley 27.304 del arrepentido se votó a fines de 2016 y se aplica para casos de corrupción, sobornos, dádivas, asociación ilícita, delitos vinculados a producción, tráfico de drogas, corrupción de menores, prostitución, trata de personas y pornografía infantil, entre otros.

Para llegar a ser considerado arrepentido, el imputado colaborador primero debe llegar a un acuerdo de colaboración con el fiscal en el que debe estar presente el abogado del imputado. 

Luego, ese acuerdo debe ser homologado por el juez de la causa que puede no hacerlo si considera que la información no es relevante. De hecho, uno de los puntos claves para que avance el acuerdo es que los arrepentidos deben aportar información que comprometa a implicados en el mismo nivel de responsabilidad o mayor. 

Una vez​ homologado, el juez y el fiscal tiene un plazo de un año para verificar y controlar si la información que aportó fue verdadera y útil para el expediente.

En lo inmediato, al s​​er considerados arrepentidos, los imputados pueden lograr el beneficio de la excarcelación hasta el inicio del juicio oral. Por eso, los empresario que se declararon arrepentidos en el caso de las coimas pudieron salir de prisión. Lo mismo sucedió con el ex funcionario Claudio Uberti y el chofer Oscar Centeno. 

Pero la reducción de la pena recién se podrá aplicar cuando finalice el juicio oral. 

El recorte del castigo será de un tercio del mínimo establecido en la escala penal y de la mitad del máximo de la pena establecida en la escala penal. En los casos de delitos con penas de prisión perpetua, se podrá reducir a 15 años de prisión. La reducción de la pena no será aplicable a las penas de inhabilitación, multa o decomiso.

Los imputados tienen tiempo para arrepentirse hasta antes del inicio del juicio oral.

En caso de que se compruebe que la información no fue cierta o es inexacta, será castigado con la pena de prisión de cuatro a diez años y con la pérdida del beneficio concedido.

Además,​ quienes se sumen a la figura del arrepentido podrán participar del Programa de Protección de Testigos. Eso incluye a sus familiares. Pero es optativo. 

Clarin.com

Fuente: CLARIN

Share

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds