Mauro Cornejo, Franco González Alí y Lucca Rocco, los tres fugados.
Mauro Cornejo, Franco González Alí y Lucca Rocco, los tres fugados.

La Policía de Chubut busca a tres peligrosos delincuentes que hace una semana protagonizaron una cinematográfica fuga de la Alcaidía de Trelew.

Tras la huída, cometieron dos asaltos y se tirotearon con agentes. Sin embargo, aún no pueden dar con ellos.

Mauro Cornejo, Lucca Rocco y Franco González Alí se fueron de la alcaidía policial luego de saltar un paredón, tomar una tabla y ganar la calle.

Los investigadores desconocen si un vehículo los esperó sobre una calle lateral. Tampoco pudieron confirmar si tras cometer los robos se fueron de la ciudad.

La Policía del Chubut reconoció que no puede dar con los prófugos. Uno de ellos, incluso, fue a la casa de un ex compañero de prisión y robó electrodomésticos, en un presunto ajuste de cuentas.

Dos de los fugados afrontaron procesos en Trelew por violentos robos a mano armada, atracos a firmas comerciales y predios industriales. En tanto que el tercero – oriundo de Puerto Madryn- purgaba una leve condena por asaltar una verdulería con un revólver.

Otra de las preguntas que las autoridades no pudieron responder es cómo es que los guardias de las torres de control con las que cuenta la cárcel no fueron advertidas de las maniobras.

Se supone que las 24 horas debe haber personal armado con itacas o, en su defecto, escopetas en caso de que un preso intente trepar los paredones. La fuga se produjo en plena tarde.

Las autoridades policiales decidieron separar del cargo a los policías que se encontraban de guardia y también a quienes estaban a cargo de las cámaras de seguridad que registraron el momento de la fuga. Fue el viernes pasado por la tarde mientras otros internos jugaban al fútbol en la cancha de la Alcaidía. La maniobra duró unos cuantos segundos.

Los tres delincuentes saltaron primero un paredón y después un alambrado. Corrieron hacia la salida donde volvieron a trepar otra pared. Nadie los frenó.

La Alcaidía de Trelew tiene fugas constantes. Para muchos no reúne todas las condiciones de seguridad ya que fue construida sobre la base de un edificio que alguna vez fue una fábrica textil. Los vecinos se quejan y viven con temor.

Carlos Guajardo

Fuente: CLARIN

Share

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds