Katie nunca se dio cuenta que la cucaracha había ingresado a su oído (Milenio)
Katie nunca se dio cuenta que la cucaracha había ingresado a su oído (Milenio)

Una mujer de Florida, Estados Unidos, vivió una de las peores pesadillas de cualquier persona: se le metió una cucaracha en el oído. La primera vez que fue al médico le retiraron parte del cuerpo del insecto y recién lo extrajeron todo el noveno día.

Una noche, Katie Holley se despertó con un agudo dolor de oído que le hacía estallar la cabeza, relató en una entrevista a SELF. Pensando que no era nada grave, insertó un hisopo y vio como dos pequeñas patas salieron con la presión del algodón. “Mi esposo se fijó y confirmó que había una cucaracha en mi canal auditivo”, contó la mujer, quien también explicó que es común que en Florida haya muchos de estos insectos “por el clima húmedo”.

Katie Holley vive en Florida, Estados Unidos, junto a su novio (SELF)

Katie Holley vive en Florida, Estados Unidos, junto a su novio (SELF)

Fue a la guardia y le administraron lidocaína para adormecer el área y de paso matar al insecto, pero no tuvieron éxito: “Con el producto la cucaracha empezó a reaccionar. Sentirla agonizando y en una parte muy sensible de tu cuerpo es difícil de explicar”.

El médico creyó que sacó todo el cuerpo, pero con el paso de los días Katie seguía sin escuchar bien y había ocasiones en las que experimentaba un ligero dolor. Una semana después, le hicieron un lavado para eliminar los posibles restos que aún quedaran.

Para sorpresa, aún quedaban las patas de la cucaracha y tuvo que ir directamente a un especialista. Fue ahí donde se dieron cuenta que gran parte del cuerpo seguía en el oído.

Partes del cuerpo de la cucaracha que le extrajeron a Katie de su oído (Milenio)

Partes del cuerpo de la cucaracha que le extrajeron a Katie de su oído (Milenio)

“Extrajeron la cabeza completa, el torso superior, más piernas y antenas”, explicó Katie, y aseguró que durante el proceso “escuchó cómo crujieron las piezas desmembradas”. El médico le aseguró que sacar insectos de los oídos de las personas “es normal” e incluso ese mismo día, ella era la segunda personas que necesitaba ese servicio.

Ahora, duerme con tapones para los y fumigó la casa: “Estoy libre de cucarachas y me siento mejor. Creo que mi oído sanará rápido”.

Clarin.com

Fuente: CLARIN

Share

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds