Unas microfibras de grafeno serían suficientes para garantizar el éxito de una operación.

El grafeno podría ser la solución para prevenir las infecciones de un implante

El grafeno es uno de los materiales de moda en el mundo de la tecnología. Su uso está destinado a crear componentes capaces de transportar mejor la electricidad o mejorar su resistencia. Pero en el sector médico también tiene sus propias aplicaciones y en la Universidad Tecnológica de Chalmers (Suiza) han creado unas placas de grafeno que matan las baterías. ¿El motivo? hacer que las operaciones de implantes sean un éxito.

 

Implantes seguros gracias al grafeno

Uno de los mayores riesgos después de una operación es la infección. Las incisiones son muy delicadas y deben curarse para evitar que las bacterias ralenticen la curación de esa apertura. Para eso se realizan tratamientos constantes, pero esto podría quedar atrás con el uso del grafeno.

Un grupo de investigadores han estudiado el uso de este material para crear una barrera de grafeno que mata las bacterias externas. El resultado es muy positivo porque permite al paciente recuperarse antes gracias a que reduce el riesgo de infección. Además, tiene otra propiedad excepcional y es la osteointegración, que viene a ser una cualidad que permite al hueso crecer y hacerse uno con el implante.

 

 

Rafael García Domínguez

Fuente: AS

Share

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds