Imagina un dispositivo que deposita tiras de piel sana sobre una superficie dañada como si fuera Típex.

Inventan una impresora de piel portátil para curar quemaduras

Cuando un médico se enfrenta a un caso de un paciente con quemaduras de segundo y tercer grado, los tratamientos de recuperación son largos y dolorosos, ya que conllevan injertos de piel y otros métodos. Hace un par de años vimos un proyecto prometedor de la compañía privada RenovaCare llamado SkinGun, una pistola celular que permite una regeneración a nivel tisular de un paciente en apenas 4 días, mucho más rápido que un método actual. Y para demostrar que este método va por buen camino, en pleno 2018 unos investigadores han perfeccionado el método.

 

Una impresora de piel portátil

Quien más y quien menos seguro que alguna vez ha usado Típex, el líquido corrector para enmedar errores en textos impresos y/o mecanografiados que se aplica como una fina banda blanca sobre el error. Pues imaginad ese mismo método de empleo pero con piel real y recién impresa sobre una herida o quemadura. Esto es lo que han conseguido los investigadores de la Universidad de Toronto mediante un gadget que parece un impresor grande de Típex, pero que en realidad es un dispensador de biomateriales basados en proteínas como el colágeno, que se aplican directamente sobre el área a tratar.

El problema de los métodos actuales es que implican usar piel de un donante, y a veces las heridas de un paciente son demasiado severas a nivel de hipodermis, dermis y epidermis y requieren de una gran cantidad de piel donada que, a veces, provoca que por la falta del material haya varias zonas sin cubrir. Lo que hace esta nueva bioimpresora portátil es rellenar todos los huecos aplicando colágeno, la proteína dérmica más común, para procurar que ni una sola zona se quede sin tratar. Y dada su naturaleza portátil, se puede usar en diferentes casos y heridas características.

Prometedor pero en desarrollo

La nueva impresora portátil de piel no ha sido probada aún en humanos, aunque sí en animales como los cerdos. De momento está en desarrollo, y sus creadores quieren añadir mejoras como poder variar la anchura de la piel impresa para cubrir heridas de diferentes tamaños.

Lo cierto es que aún pasará tiempo antes de que veamos una de estas en activo en un hospital, pero queda claro que la tecnología está en marcha y la piel impresa en 3D es el futuro de la Medicina regenerativa a nivel de tratamiento tisular. Al menos hasta que sea inventada la máquina de El Quinto Elemento.

Cesar Otero

Fuente: AS

Share

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds