Un estudio ha demostrado que cada 290.000 km, la batería de estos coches se degrada un 10 por ciento.

La autonomía de los Tesla apenas se verá afectada por su uso

Los coches eléctricos tienen un presente prometedor, pero el futuro está marcado por un aspecto muy importante: la autonomía. No dejamos de hablar de una gran batería que hace las veces de un depósito de gasolina, pero que se desgasta con el tiempo. En Tesla se han preocupado por saber cómo afecta el uso de estas pilas y los resultados obtenidos son algo más que positivos.

 

90 % de capacidad en 260.000 km

Cada cierto tiempo, los coches necesitan pasar una revisión con la que determinar si son aptos o no para circular. Se comprueba la salud del motor, el estado de los componentes eléctricos o si los elementos de control responden correctamente. Lo cierto es que con el tiempo los motores van perdiendo eficiencia y es justo lo que le puede pasar a las reservas de energía de un coche eléctrico.

Tal y como cuentan nuestros compañeros de ADSLZone, un estudio reciente ha demostrado la eficiencia de las baterías de un Tesla. Concretamente, uno de estos coches todavía utilizará un 90 por ciento de su capacidad cumplidos los 290.000 kilómetros. Los resultados son mejores de lo esperado para la compañía, pero lo que muchos usuarios esperan es el que aumente la capacidad de carga de estos vehículos para viajar más lejos.

Rafael García Domínguez

Fuente: AS

Share

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds