Qualcomm ha perdido la batalla legal contra la FTC por llevar a cabo prácticas anticompetitivas con los módems para dispositivos móviles.

Kārlis Dambrāns
Kārlis Dambrāns

Qualcomm fue demandada en el 2017 por la Comisión Federal de Comercio (FTC) de los Estados Unidos. ¿Por qué motivo? El organismo consideró que la compañía de chips empleaba prácticas anticompetitivas con el objetivo de mantener su monopolio de módems para dispositivos móviles. De acuerdo a Reuters, un juez dictaminó que Qualcomm deberá licenciar su tecnología de conectividad inalámbrica a cualquier competidor interesado.

Según el tribunal, si Qualcomm mantuviera esas patentes se le facilitaría el camino para “lograr un monopolio en el mercado de chips de módems”, pues estarían limitando a otras compañías que necesitan implementar las mismas tecnologías. Es importante señalar que muchas de las patentes están relacionadas con principios básicos de la conectividad inalámbrica, los cuales son esenciales para que los terminales puedan conectarse a las redes de datos.

El mismo medio señala que, con el fin de llegar a un acuerdo en conjunto, tanto Qualcomm como la FTC pidieron a la juez demorar su decisión 30 días. Sin embargo, la petición de ambas organizaciones no fue aceptada. Las acciones de la compañía tecnológica han caído en un 0.3% en las últimas horas. Hasta el momento se han negado a pronunciarse sobre la situación.

Un punto importante a tener en cuenta es que Qualcomm ya licenciaba sus patentes directamente a los fabricantes de dispositivos, no así a sus competidores directos. Tras la resolución, compañías como Intel podrían tener acceso a las tecnologías de módems de Qualcomm, siempre y cuando adquieran las licencias. No olvidemos que ambas empresas son rivales acérrimas en el mercado de los chips. Seguramente Intel aprovechará los hechos para mejorar la velocidad de sus módems, los cuales han tenido un rendimiento menor respecto a los de su adversario.

Si bien ahora están obligados a licenciar su tecnología, el dictamen no hace mención a los importes que deben ser aplicados. Qualcomm ya cobra demasiado a los fabricantes y no parece que eso vaya a cambiar con sus competidores. El acuerdo se limita a mencionar que las tarifas impuestas deben ser razonables.

Precisamente los precios han sido el motivo de la disputa legal entre Apple y Qualcomm. De acuerdo a Bloomberg, la empresa de chips cobra regalías de hasta el 5% el precio promedio de venta de un móvil, una porcentaje que en los tiempos actuales puede ser considerable. Los de Cupertino se han cansado de la situación y recientemente decidieron prescindir de los módems de Qualcomm. Los iPhone XS, XS Max y XR utilizan la tecnología inalámbrica de Intel.

El reciente dictamen perjudicaría de forma importante el dominio actual de la firma, pero al mismo tiempo beneficiará la competencia de todo el mercado. Empresas tan importantes como Apple y Samsung han dependido de los módems de Qualcomm al no tener otras alternativas de la misma calidad. La decisión del tribunal podría cambiar significativamente el panorama a futuro. Al final esto se refleja en mejores productos para los consumidores.

Ebenizer Pinedo

Fuente: HIPERTEXTUAL

Share
Temas: Categorías: Tecnologia

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds